• Sol Olvera

¿A quién le importa lo que pase con los mineros?



Para Luisa María Alcalde y a Napoleón Gómez Urrutia los trabajadores de la industria minera y sus familias no son un tema primordial.


A Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), como al senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, no le importa lo que pase con la industria minera.

Hoy la preocupación de Gómez Urrutia es salir bien librado de los cuestionamientos sobre los dos millones de pesos que un empleado del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos, Similares de la República Mexicana le entregaría al senador en efectivo, pero hasta hace unos días su único interés era seguir viviendo de la industria minera al estilo de “ganar, ganar”.

Después de que 65 mineros murieron en la mina Pasta de Conchos y tras ser acusado de malversación, Napoleón Gómez Urrutia se autoexilió en Canadá. En ese febrero de 2006, "Napo" rechazó toda relación con los mineros, pues sobre él caían órdenes de aprehensión por el presunto robo de 55 millones de dólares, e incluso se giró una ficha roja por parte de la Interpol para que fuera detenido.

Respecto a los mineros, durante los años que vivió en Canadá, sólo estaba disponible para temas financieros y huelgas, mismas que manipulaba desde allá, así obligó a los trabajadores sindicalizados a estallar tres paros: Cananea, Sonora; Sombrerete, Zacatecas, y Taxco, en Guerrero, pero sobre la tragedia en Pasta de Conchos no había comentarios.

Hoy, para Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social, los trabajadores de las minas, y mucho menos las familias de los fallecidos aquel 19 de febrero, a las 14:30 horas, tras una explosión, tampoco son importantes, pues el rescate de los cuerpos de 63 (de 65, pues los cuerpos de dos fueron extraídos en junio del mismo año y enero de 2007) mineros en Pasta de Conchos tardará entre cuatro y ocho años, lo que a la titular de la dependencia no le preocupa.

21

Expertos, entre ellos 7 mexicanos y 14 extranjeros de Alemania, Austria, China y Estados Unidos tienen la misión de determinar el mejor método de rescate, pero la decisión depende del tiempo y la importancia que Luisa María Alcalde le dé al tema.

75

millones de dólares costará el intento por rescatar los cuerpos de 63 mineros.

Las familias de quienes fallecieron en la mina le han reprochado la falta de interés a Luisa María, pero a ella, como a “Napo” no le preocupa lo que pase o no pase con los trabajadores de la industria minera.

10 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon