• Sol Olvera

AMLO estaba calladito como momia: Anaya


El panista cuenta cómo, según él, inició la democracia en México, en 1986.


“López Obrador nunca ha sido un demócrata, por eso interviene en el Poder Judicial sin pudor, e inventa una consulta inútil, que va a costar más que el avión presidencial”, reclama Ricardo Anaya en un video que publicó esta mañana en su cuenta de Twitter.

En la grabación de más de seis minutos, el excandidato a la presidencia, señala que toca defender la democracia, y sentencia: “Es ahora o nunca”, pero antes pregunta dónde estaba AMLO durante los fraudes de 86 y 88, y responde que ¡en el PRI, calladito como momia!

Ricardo Anaya asegura en el video que al presidente de México no le gusta contar la historia completa de la transición a la democracia porque “lo deja muy mal parado. Porque lo desnuda como lo que realmente es”, y que hay dos momentos clave que explican la transición de México a la democracia, “curiosamente, son de los que no le gusta hablar a López Obrador”.

El panista narra el primero momento: Chihuahua 86, y afirma que ese hubo elecciones en Chihuahua para elegir a gobernador, y que, en ese entonces todo lo controlaba el PRI, pero que debido a la crisis económica que empezó en el 82, la gente estaba muy enojada con el gobierno, “muy enojada con el PRI”.

Anaya declara que, en medio de ese malestar social, se cometió un “asqueroso fraude electoral” en las elecciones para gobernador, y asegura que, literalmente, le robaron la elección a Pancho Barrio, “y no porque lo diga yo, los intelectuales más importantes de esa época salieron a denunciar el fraude electoral, hasta un desplegado publicaron”.

Acota que ese desplegado lo firmaron Octavio Paz, Enrique Krauze, Gabriel Zaid, Héctor Aguilar Camín, Elena Poniatowska y Carlos Monsiváis, entre otros, pero que el reclamo no tenía nada que ver con ser de derecha o de izquierda, sino que “era una lucha porque hubiera democracia en México”.

En el video, cuenta que, siendo presidente municipal de Chihuahua por el PAN, Luis H. Álvarez, inició una huelga de hambre en protesta contra el fraude, y que, quien viajó hasta Chihuahua a convencerlo de levantar la huelga de hambre fue un líder historio de la lucha de izquierda mexicana: don Heberto Castillo. “O sea, lo que hay que recordar es que Chihuahua 86 es un parteaguas, porque se unieron todos los que creían en la democracia”.

Durante la grabación, Anaya cuestiona que ¿por qué habría de avergonzar todo esto a López Obrador?, y responde que la simple razón de que “el arquitecto de ese fraude electoral en Chihuahua fue el secretario de Gobernación en el 86: Manuel Bartlett”.

“Y dónde estaba López Obrador en ese momento? En el PRI, calladito como momia. Era un distinguido priista del estado de Tabasco.”
Ricardo Anaya, candidato a presidente de México.

El video continúa cuando señala que el otro episodio que no le gusta al presidente de México es el que pasó dos años después: la elección presidencial del 88, cuando compitieron Carlos Salinas de Gortari por el PRI, Manuel Clothier, El Maquio, por el PAN; Cuauhtémoc Cárdenas por el Frente Democrático Nacional, “al que, por cierto, más adelante se sumó Heberto Castillo, el que dos años antes fue a ver a don Luis H. Castillo a su huelga de hambre, asegura.

Para sorpresa de todos, cuenta Ricardo Anaya, por primera vez en la historia no iba ganando el PRI, y los primeros resultados le daban ventaja a Cuauhtémoc Cárdenas, pero se cayó el sistema, “no existía el IFE, era el secretario de gobernación quien encabezaba la organización de las elecciones, y ese secretario de Gobernación seguía siendo Manuel Bartlett”.

“Y algunos dirían, bueno, ese fue Bartlett, pero López Obrador sí apoyó a Cuauhtémoc Cárdenas. Por increíble que parezca, durante la campaña presidencial de Carlos Salinas de Gortari, López Obrador se quedó en el PRI, no acompañó en la lucha ni al ingeniero Cárdenas ni a Heberto Castillo ni a la izquierda de esa época.”
Ricardo Anaya, candidato a presidente de México.

Anaya asegura que Andrés Manuel López Obrador se quedó en el PRI durante la campaña de Salinas, y cuando no le dieron la candidatura que él quería, se salió del PRI para ser candidato a gobernador por el Frente Democrático Nacional, “por increíble que parezca, López Obrador se quedó en el PRI durante la elección presidencial de Salinas”.

“Aunque todos los días se repita que la democracia nació con el triunfo de López Obrador, esa es una gran mentira. Luchas como las del 86 y el 88 en las que él (AMLO) no participó, ayudan a entender lo que pasó después.”
Ricardo Anaya, candidato a presidente de México.

El político narra lo que, según él, fue el inicio de la democracia en México: En el 80, se le reconoce al PAN el primer triunfo en una gubernatura; y en el 96, el IFE se vuelve 100 por ciento autónomo del gobierno, con Woldenberg como su presidente. En el 97, Cuauhtémoc Cárdenas gana la Jefatura de Gobierno del DF y, por primera vez, el PRI pierde la mayoría en la Cámara de Diputados, “todo eso hizo posible el triunfo de Fox el 2 de julio de 2000, pero también el de López Obrador en la Ciudad de México ese mismo día”, afirma.

“Es mentira que la democracia nació hace dos años gracias a la supuesta Cuarta Transformación, pero antes de ser mentira, es una injusticia brutal y una muestra de enorme ingratitud hacia miles de hombres y mujeres que dieron su vida, que lucharon por construir las condiciones que, entre otras cosas, permitieron su triunfo en 2018.”
Ricardo Anaya, candidato a presidente de México.

“La historia de la transición a la democracia no es la historia de un solo hombre”, declara Ricardo Anaya, y asegura que es la historia de un magnífico esfuerzo colectivo que hoy está bajo amenaza. “Está bajo amenaza porque López Obrador jamás ha sido un demócrata. De ahí su complejo de inferioridad frente a los intelectuales que han demostrado su compromiso con la democracia”.

Ricardo Anaya dice que nunca ha sido demócrata, “por eso desprecia a los medios que lo critican, por eso interviene en el poder judicial sin pudor, por eso inventa una consulta popular que va a costar más que el avión presidencial, no para escuchar al pueblo, sino para manipular una elección, por eso desprecia a Chihuahua y a su gobernador, porque le acompleja recordar la lucha a favor de la democracia, la de Chihuahua 86, en la que ni él ni los suyos tuvieron los arrestos para participar”.

1 view

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon