• Sol Olvera

Así es la subcontratación en México


En el periodo 2003-2018, el crecimiento promedio anual del personal subcontratado fue de 8.1%.


En TallentiaMX actualizamos las estadísticas de la Subcontratación en México con base en los Resultados Definitivos de los Censos Económicos 2019 realizados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cuyo año referencial es el 2018.

El objetivo es presentar la información más relevante acerca de la estructura y la dinámica de la subcontratación en el país, para reconocer su importancia como un esquema de trabajo que crea empleos formales, apoya a grupos vulnerables de la población, es implementada en todas las actividades económicas, impulsa a las empresas independientemente de su tamaño e incluso, el sector público es un usuario intensivo de la subcontratación. Además, es una modalidad de empleo compatible con la de los principales socios comerciales de México.

En TallentiaMX hacemos énfasis en impulsar a las empresas serias, profesionales y responsables que prestan sus servicios de conformidad con la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Seguro Social y demás leyes aplicables, que respetan todos los derechos laborales de sus trabajadores, los tienen registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con sus salarios reales y acatan las disposiciones legales de las autoridades.

Cabe enunciar algunas precisiones metodológicas de este análisis. Los datos presentados corresponden a los establecimientos y al personal ocupado del sector privado y paraestatal, por lo que se excluyen el sector público y las asociaciones religiosas.

En 15 años, el personal subcontratado o tercerizado se triplicó, ascendiendo a 6.9 millones de personas que laboran bajo esta modalidad, dada su naturaleza y regulación fiscal establecida en la Ley del Impuesto al Valor Agregado (Fracción IV del Artículo 1º.-A).

Para TallentiaMX, el universo total del personal subcontratado o tercerizado, comprende a:

  • Personal ocupado no dependiente de la razón social (trabajaron para la unidad económica, pero dependían contractualmente de otra razón social, o laboraron por cuenta propia para la unidad económica).

  • Personal ocupado en servicios de apoyo a los negocios (trabajaron en unidades económicas dedicadas a proporcionar servicios como administración, contratación y colocación de personal, recepción de llamadas telefónicas, cobranza, vigilancia y seguridad, limpieza de inmuebles, entre otros).

Evolución de la subcontratación

En 15 años, el personal subcontratado o tercerizado se triplicó, ya que en 2003 había 2.1 millones y en 2018 la cifra ascendió a 6.9 millones, representando el 13.2% y el 25.5% del personal ocupado total, respectivamente.

17.5% en 2003

a 34.4% en 2018, ha incrementado la subcontratación en el empleo formal afiliado al IMSS.

Cabe destacar que, en el periodo 2003-2018, el crecimiento promedio anual del personal subcontratado fue de 8.1%, que implica un ritmo de crecimiento mayor al del empleo formal afiliado al IMSS, que fue de 3.3%.

Subcontratación y población vulnerable

La subcontratación ofrece oportunidades a las mujeres y a las madres solteras para integrarse al mercado laboral con un empleo formal y equilibrar su vida profesional y familiar gracias a horarios flexibles. De los 6.9 millones de trabajadores subcontratados, el 38.1% son mujeres, equivalente a 2.6 millones.

4 de cada 10 personas subcontratadas son mujeres, y de ellas, el 33% son madres solteras, porcentaje que equivale a alrededor de 870 mil.

También, la subcontratación apoya a los jóvenes para incorporarse al mercado laboral mediante un empleo formal, impulsar y fortalecer sus habilidades, obtener experiencia, apoyar sus ingresos y, sobre todo, funge como un puente para obtener un trabajo ordinario.

15 a 29 años de edad tienen los jóvenes que constituyen casi el 25% del personal empleado en la subcontratación, lo que equivale a 1.7 millones.

Cabe aclarar que la subcontratación siempre emplea personal que cuenta con la edad legal para trabajar, de conformidad con la legislación laboral vigente.

Subcontratación por actividades económicas

La subcontratación ha estado presente en todas las actividades económicas durante el transcurso del tiempo, predominantemente en los servicios, el comercio, y las industrias manufactureras. En 2018, en los servicios trabajó el 34.8% del personal subcontratado, en el comercio lo hizo el 30.5% y en las industrias manufactureras el 24.9%.

Sin embargo, la subcontratación ha tomado relevancia en otras actividades económicas, entre las que destacan la minería, la generación y distribución de electricidad, agua y gas, la construcción y los transportes, correos y almacenamiento.

9.8% del personal subcontratado laboró en estas actividades, en 2018..

Subcontratación según tamaño de las empresas

La subcontratación impulsa a las empresas de todos los tamaños. Los Censos Económicos 2019 indican que las unidades económicas del país continuaron siendo predominantemente micronegocios (aquellas que emplean de 1 a 10 personas), pues constituyeron el 94.9% de los establecimientos, emplearon al 37.2% del personal ocupado y generaron el 14.6% del valor agregado del país (a un ritmo de crecimiento de 8% promedio anual entre 2013 y 2018).

8.4% del personal subcontratado o tercerizado trabaja en los micronegocios.

De 2013 a 2018, las pequeñas y medianas empresas (pymes) generaron valor agregado a un ritmo de crecimiento de 10% promedio anual, por lo que son de gran importancia para la economía mexicana. Las pymes (aquellas que emplean de 11 a 250 personas) conformaron el 4.9% de los establecimientos, emplearon al 30.7% del personal ocupado y generaron el 30.7% del valor agregado. En ellas, trabaja el 36.7% del personal subcontratado o tercerizado.

Las grandes empresas (emplean más de 250 personas) que representaron solo el 0.2% de los establecimientos, emplearon al 32.1% del personal ocupado y generaron el 54.7% del valor agregado (a un ritmo de crecimiento de 3.4% promedio anual entre 2013 y 2018).

54.9% del personal subcontratado o tercerizado labora en las grandes empresas.

Subcontratación por entidades federativas

La subcontratación es un modelo de trabajo utilizado en todas las entidades federativas del país. Destacan 10 estados de la República Mexicana que en 2018 emplearon una mayor proporción de su personal ocupado mediante la subcontratación:

  • Quintana Roo (35.4%).

  • Baja California Sur (27.8%).

  • Ciudad de México (25%).

  • Nuevo León (22%).

  • Querétaro (21.4%).

  • Coahuila (20.9%).

  • Sonora (17.9%).

  • Jalisco (17.4%).

  • Sinaloa (17.2%).

  • San Luis Potosí (17.1%).

  • Estado de México (17%).

Ahora bien, de los 10 estados que concentraron las mayores proporciones del personal subcontratado respecto del total nacional, ocho fueron también los estados que generaron mayor valor agregado (es el valor de la producción que se añade durante el proceso de trabajo), como son Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Guanajuato, Coahuila, Baja California y Sonora.

Beneficios de la subcontratación

Al crear empleos formales con seguridad social, la subcontratación ayuda a reducir la informalidad laboral. Un estudio de El Colegio de México muestra que, en algunos subsectores que hacen uso intensivo de la subcontratación se ha reducido la informalidad del 33% al 22% de la población ocupada en esos subsectores. Por el contrario, en los subsectores que hacen menor uso de la subcontratación, ha crecido la informalidad del 46% al 49%.

La subcontratación ha incrementado su participación en el empleo formal afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al conformar el 34.4%.

Otro rasgo de dicho estudio es que, la subcontratación mejora aspectos de la seguridad social de los trabajadores que laboran bajo esta modalidad, como lo son el acceso a los servicios de salud y el contar con una cuenta en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR). Prueba de ello es que, en los subsectores de alta subcontratación, como los corporativos e instituciones de intermediación crediticia casi el 100% de los trabajadores subcontratados cuentan con seguridad social.


4.3 salarios mínimos generales diarios al año (salario mínimo vigente en 2018) son, a nivel nacional, los pagos promedio por persona subcontratada.

*Dato arrojado por los Censos Económicos 2019.

La subcontratación crea empleos formales, reduce la informalidad laboral, está presente en todos los sectores económicos y en las empresas de todos los tamaños, contribuyendo a incrementar la productividad del país.

Otro beneficio de la subcontratación es que permite aumentar la productividad laboral, entendida como como el valor de todos los bienes y servicios producidos o comercializados (producción bruta total) en el sector privado y paraestatal, entre el personal ocupado total, lo que indica el valor de la producción (en pesos) generado por cada trabajador.

De 2003 a 2018, la productividad laboral con base en el personal ocupado total disminuyó 0.4% en promedio anual.

En contraste, la productividad laboral con base en el personal subcontratado creció 4.4% en el mismo periodo.

Outsourcing en América del Norte

La subcontratación u outsourcing, es un esquema de trabajo ampliamente utilizado en el mundo. Por lo que se refiere a América del Norte, en conjunto, México, Estados Unidos y Canadá, integraron una fuerza laboral de casi 200 millones de personas en 2018, de las cuales, alrededor de 25 millones trabajaron mediante la subcontratación laboral. Estados Unidos conformó el 62.1% del total del personal subcontratado en la región (equivalente a 15.5 millones), México concentró el 27.7% (equivalente a 6.9 millones) y Canadá representó el 10.3% (equivalente a 2.6 millones).

*Karen Dávalos es Licenciada en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y analista económica en TallentiaMX.

3 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon