• luisricardobernal

Así es la subcontratación en México




El presente análisis sobre la Subcontratación en México se realizó con base en los Resultados Definitivos de los Censos Económicos 2019 que presentó el INEGI en julio de 2020 (se precisa que los datos estadísticos se refieren al año 2018).

Los Censos Económicos representan la información más completa, detallada y confiable acerca de las características de los establecimientos del país y permiten analizar la evolución y la dimensión de la economía mexicana.

1. Evolución de la subcontratación


Para TallentiaMX, el universo total del personal subcontratado o tercerizado, comprende al personal ocupado no dependiente de la razón social (personas que trabajaron para la unidad económica pero que dependían contractualmente de otra razón social) y al personal ocupado en servicios de apoyo a los negocios (personas que trabajaron en unidades económicas dedicadas a proporcionar servicios como administración, contratación y colocación de personal, recepción de llamadas telefónicas, cobranza, vigilancia y seguridad, limpieza de inmuebles, entre otros), estos últimos dada su naturaleza y regulación fiscal establecida en la Ley del Impuesto al Valor Agregado (fracción IV del artículo 1º.-A).

En 15 años, el personal subcontratado o tercerizado se triplicó, ya que en 2003 había 2.1 millones y en 2018 la cifra ascendió a 6.9 millones, representando el 13.2% y el 25.5% del personal ocupado total, respectivamente.

De 2003-2018, el crecimiento promedio anual del personal subcontratado fue de 8.1%, lo que implica un ritmo de crecimiento mayor al de todo el empleo formal afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que fue de 3.3% en el mismo periodo

2. La subcontratación es creadora de empleo formal


La subcontratación ha incrementado su participación en el empleo formal afiliado al IMSS, al pasar de representar el 17.5% en 2003 al 34.4% en 2018, es decir, casi se ha duplicado en el transcurso de 15 años.

Se hace énfasis en que los trabajadores subcontratados cuentan con un contrato laboral y están registrados o dados de alta en el IMSS, por lo que están protegidos sus derechos laborales establecidos en la Ley Federal del Trabajo, como salario, días de descanso, vacaciones, participación de las utilidades o aguinaldo.

Asimismo, gozan de la seguridad social y los seguros que otorga el IMSS a los trabajadores afiliados y a sus familiares derechohabientes.

También pueden acceder a créditos para la vivienda que otorga el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), así como a los créditos para la adquisición de bienes y servicios del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (FONACOT).

3. Subcontratación apoya a población vulnerable


La subcontratación ofrece oportunidades a las mujeres y a las madres solteras para integrarse al mercado laboral con un empleo formal y equilibrar su vida profesional y familiar gracias a horarios flexibles.

6.9 millones de trabajadores subcontratados, el 38.1% son mujeres, equivalente a 2.6 millones.

4 de cada 10 personas subcontratadas son mujeres, y de ellas...

33% son madres solteras, porcentaje que equivale a alrededor de 870 mil.

También, la subcontratación apoya a los jóvenes para incorporarse al mercado laboral mediante un empleo formal, impulsar y fortalecer sus habilidades, obtener experiencia, apoyar sus ingresos y, sobre todo, funge como un puente para obtener un trabajo ordinario.

15 a 29 años de edad tienen los jóvenes que constituyen casi el 25% del personal empleado en la subcontratación, lo que equivale a 1.7 millones.

Cabe aclarar que la subcontratación siempre emplea personal que cuenta con la edad legal para trabajar, de conformidad con la legislación laboral vigente.

4. Subcontratación aumenta la productividad


La subcontratación permite aumentar la productividad laboral, entendida como como el valor de todos los bienes y servicios producidos o comercializados (producción bruta total) en el sector privado y paraestatal, entre el personal ocupado total, lo que indica el valor de la producción (en pesos) generado por cada trabajador.

Muestra de ello es que de 2003 a 2018, la productividad laboral del personal ocupado total disminuyó 0.4% en promedio anual. En contraste, la productividad laboral del personal subcontratado creció 4.4% en el mismo periodo.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la productividad laboral es importante para la economía porque está estrechamente vinculada con el crecimiento económico, ya que indica el nivel de producción por insumo laboral, brindando así información sobre la eficiencia y la calidad del capital humano en el proceso productivo.

En este sentido, la formación de los trabajadores permite que sean más productivos. Por ello, la subcontratación se caracteriza por los altos niveles de capacitación y especialización de su personal, con alrededor del 60% de personal capacitado según un estudio de World Employment Confederation (WEC).

5. Subcontratación por actividades económicas


La subcontratación ha estado presente en todas las actividades económicas del país, predominantemente en los servicios, el comercio y las industrias manufactureras.

2018 fue el año en el que en los servicios trabajó el 34.8% del personal subcontratado, en el comercio lo hizo el 30.5% y en las industrias manufactureras el 24.9%.

Sin embargo, la subcontratación ha tomado relevancia en otras actividades económicas, entre las que destacan la minería, la generación y distribución de electricidad, agua y gas, la construcción y los transportes, correos y almacenamiento. En 2018, el 9.8% del personal subcontratado laboró en estas actividades.

Fuente: Tallentia

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon