• don urbano

Bonafont tiene pérdidas por cien días de bloqueo a su planta en Puebla


El bloqueo de un grupo de pobladores a la planta de Bonafont en Puebla por más de 100 días ha dejado a esta unidad de negocio sin rentabilidad.


“Hoy tenemos rentabilidad cero debido a esta situación”, afirmó Fabrice Salamanca, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bonafont.


Además, informó que esta situación incrementó el costo logístico de la empresa entre 10 y 12 millones de pesos por mes.


Debido al cierre de la planta, la empresa ha tenido que movilizar más de 35 mil garrafones de agua para satisfacer la demanda de sus consumidores en Puebla desde otras localidades, como el Estado de México y la Ciudad de México, entre otros puntos.

“En este esquema estamos atendiendo a 90 por ciento del mercado de la localidad”, apuntó el directivo.


Desde mayo, pobladores del ayuntamiento Juan C. Bonilla bloquearon las instalaciones de la planta de Bonafont en la entidad como medida de protesta, pues acusan a la empresa de dejar sin agua a los habitantes de la comunidad.


Los hechos derivaron en que el domingo un grupo de personas ingresó de forma ilegal a las instalaciones del municipio y realizaron actos vandálicos.


“Los grupos que irrumpieron ilegalmente en nuestras instalaciones el pasado domingo 8 de agosto realizaron actos violentos de vandalismo, golpearon al personal de seguridad de nuestra planta y saquearon nuestras oficinas y recursos, además de dañar el único pozo con el que cuenta nuestra planta”, comentó Salamanca.


El directivo dijo que hasta la tarde del lunes no había acceso a la planta por lo que no se había cuantificado el daño económico de la irrupción.


“Lo que sabemos al momento es que durante su intrusión, pusieron en riesgo su propia seguridad, la de mujeres y niños a quienes mandaron al frente del contingente, y la de la comunidad aledaña a la planta, al incendiar tablones y materiales, junto a espacios que resguardan sustancias inflamables, lo que pudo haber generado un accidente con consecuencias fatales”, añadió.


Tras los hechos, la empresa presentó una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia contra las personas que irrumpieron en sus instalaciones.


Sobre las acusaciones de los pobladores respecto a que Bonafont está dejando sin agua a la comunidad, el directivo subrayó que en el caso particular de la planta de Puebla el líquido se obtiene de un único pozo profundo de más de 150 metros cuya concesión fue otorgada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).


“Bonafont, tiene concesionada la obtención únicamente de 0.9 por ciento del agua del acuífero Valle de Puebla, es decir una mínima parte de este, el único pozo que tenemos en Juan C. Bonilla no impacta mantos acuíferos superficiales de la comunidad, ni de las comunidades aledañas”, refirió.


De acuerdo con el directivo, en el caso de Puebla el principal uso de agua subterránea en el acuífero es para el abastecimiento público urbano con 57 por ciento de las concesiones, seguido del agrícola con 28 por ciento y en tercer lugar el uso industrial con 11 por ciento.


“El uso y consumo de agua de nuestra compañía es realmente muy bajo en comparación con otros usuarios e incluso con otras empresas de la industria, además de que en nuestro caso el agua es para consumo directo de la población”, añadió.


La planta en Bonafont en la localidad de Juan C. Bonilla se encuentra entre las cinco más importantes para la empresa con una producción promedio de 30 mil garrafones retornables de 20 litros por día.

37 views0 comments