• Sol Olvera

Caída de las transferencias federales obliga a estados a endeudarse



Con la pandemia se agravó la baja de participaciones federales y aumentaron las presiones de atender temas de salud.


Estados y municipios incrementaron en 86 por ciento su contratación de deuda de corto plazo, ante la caída de las transferencias federales, es decir, 8 mil 966 millones de pesos, mientras que un año antes, la cifra alcanzó 4 mil 644 millones, según Hacienda.

"Cuando aumenta el financiamiento de corto plazo, ayuda a los estados a subsanar temas más inmediatos, pero si no se planea correctamente, pueden verse en problemas para pagar."
Daniela Brandazza, analista subnacional de S&P.

Brandazza detalla que el uso de créditos cortos es un problema estructural que se venía arrastrando desde antes de la pandemia, por los desequilibrios entre ingresos y gastos. No obstante, con la pandemia se agravó la baja de participaciones federales y aumentaron las presiones de atender temas de salud. Además, varios estados realizaron diferimientos en pagos de impuestos, lo que disminuyó su flujo de ingresos.

"Estamos viendo 2021 como el año de mayor preocupación para el tema de cómo evolucionará el financiamiento de corto plazo, porque si no se toman las decisiones correctas, puede haber niveles que sean muy difíciles de pagar en tiempo y forma", previó.

El Estado de México ha sido el que más ha contratado deuda a corto plazo, con 2 mil 500 millones de pesos, a una tasa de 6 por ciento promedio; seguido de Jalisco, con mil 900 millones, también a 6 por ciento, y Chihuahua, con mil 450 millones, a 7 por ciento. Estas entidades contrataron deuda a una tasa inferior al promedio, que es de 9 por ciento para corto plazo. Otras administraciones estatales contrataron a más del doble, como Toluca, que recurrió a un préstamo de 193 millones a tasa de 23 por ciento. Destacan también los créditos que obtuvieron Zitácuaro y Apizaco.

2 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon