• don urbano

Convino al gobierno no tener el remanente de operación de 2020: Jonathan Heath

El subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath aseguro que al gobierno federal le convinomás que no hubiera un Remanente de Operación del Banco de México del ejercicio 2020, aseguró el subgobernador Jonathan Heath.


Esto, explicó, porque con la apreciación que registró el peso frente al dólar en los últimos meses de 2020, y por lo cual no existió tal remanente, permitió reducir la deuda pública externa en casi 900 mil millones de pesos.


Este ROBM, que es una especie de “utilidad” del banco, se genera -por lo regular- cuando el peso mexicano se deprecia frente al dólar de manera significativa y no hay pérdidas en el banco de años anteriores.


En abril de 2020, el tipo de cambio fix llegó a operar por arriba de los 23 pesos por billete verde, lo cual generaba las condiciones para la existencia de un ROBM.


“SI EL AÑO HUBIERA TERMINADO EL 30 DE ABRIL (DE 2020), EL REMANENTE ENTREGABLE AL GOBIERNO HUBIERA SIDO EN EXCESO DE 400 MIL MILLONES DE PESOS”, DIJO HEATH.


Sin embargo, el peso se recuperó y tuvo una apreciación “significativa” el resto del año, para cerrar en 19.9087 pesos al 31 de diciembre, comentó.


“NO HAY, PUES, UN GRAN MISTERIO DETRÁS DE LA EXISTENCIA O NO DE UN REMANENTE DE OPERACIÓN. AHORA YA LO SABEN: EN GENERAL NO HABRÁ ROBM SI NO HAY UNA DEPRECIACIÓN CAMBIARIA SIGNIFICATIVA. E INCLUSO SI ESTA LLEGARA A OCURRIR PODRÍA NO HABERLO, SI HUBO PERDIDAS DE AÑOS ANTERIORES”, SEÑALÓ GERARDO ESQUIVEL, TAMBIÉN SUBGOBERNADOR DEL INSTITUTO CENTRAL.


Por ello, dijo Esquivel, ninguna administración debería anticipar recibir un remanente en el futuro, porque suele ser más excepción que la regla.


Heath explicó que la apreciación que mostró el peso después de abril de 2020 redujo el valor de la moneda nacional de los activos internacionales incluidos en el balance del Banco de México, así como el de una amplia gama de pasivos denominados en moneda extranjera, tanto del sector público como privado, dijo el subgobernador.


“EL RESULTADO FINAL NO SOLO FUE QUE NO HUBO REMANENTE, SINO QUE SE REDUJERON NUESTROS ADEUDOS EN DÓLARES EVALUADOS EN PESOS. LO SEGUNDO TUVO UN EFECTO MAYOR QUE LO PRIMERO, POR LO QUE EL GOBIERNO FEDERAL TERMINÓ GANANDO AL DEBER MENOS DINERO”, SEÑALÓ.


A través de una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, Heath explicó que la deuda externa pública cerró 2020 en 223 mil 649 millones de pesos. Ello, dijo, implica que con la revaluación cambiaria que se registró entre abril y diciembre de 2020, estos pasivos disminuyeron en 898 mil 978 millones de pesos, el equivalente a 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).


“EL ROBM QUE HUBIERA QUEDADO PARA QUE EL BANCO DE MÉXICO ENTREGARA AL GOBIERNO (POR 400 MIL MILLONES DE PESOS) NO HUBIERA CUBIERTO NI CERCANAMENTE ESTA CANTIDAD (…) AL GOBIERNO LE CONVINO QUE NO HUBIERA REMANENTE ANTE UN TIPO DE CAMBIO MENOR”, SEÑALÓ.


Además, agregó que también hubo un ahorro en el sector privado, equivalente a 2.6 por ciento del PIB, al reducir la deuda externa privada evaluada en pesos.


Heath aseguró que el ROBM entregable no es resultado de una “decisión” de la Junta de Gobierno del banco central, sino consecuencia de los estados financieros y la aplicación de ciertas normas contables y reglas prestablecidas.



Sobre las reservas internacionales del país, que rondan en 194 mil 500 millones de dólares, el subgobernador comentó que México es de los países más transparentes al publicar su saldo cada semana, junto con su estado financiero.



3 views0 comments