• Sol Olvera

Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar...



El entramado que en años ha hecho Manpower Group está a punto de desmoronarse.


Bien dicen: “Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar”. Eso debe estar haciendo Mónica Flores Barragán, presidenta de Manpower Group LATAM, quien al ver la manera en cómo se han descubierto más fraudes a raíz del caso Odebrecht, estará trabajando horas extra tratando de enderezar el destino de la empresa que dirige.

Desde finales de 2016, cuando el escándalo se destapó y Odebrecht se declaró culpable en la corte federal de Nueva York de haber pagado sobornos millonarios a funcionarios de varios países, cada día hay algo nuevo y cada vez se saben más nombres de políticos y empresarios.

Con eso nos quedó más que claro que, cuando se trata de grandes cantidades de dinero, la iniciativa privada y algunos políticos unes fuerzas y crean una red de poder que pareciera indestructible.

Siguiendo la pista de las actividades de la empresa que dirige Mónica Flores Barragán, vemos que el patrón se repite: Se abren empresas para prestar servicios inexistentes, se intercambian favores y grandes cantidades de dinero y, finalmente, se forma esa gran red de poder.

Odebrecht ha demostrado que no lo es, basta con encontrar el hilo conductor y el castillo se empieza a desmoronar. Hoy, después de la detención del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, en España, y el proceso legal que enfrenta en México, muchos políticos temen que sus nombres aparezcan en la lista de los más investigados (y juzgados).

En el caso de Manpower Group, Raquel Buenrostro Sánchez, titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), ha ligado al menos a ocho empresas que forman parte de una red fundada en el engaño a la autoridad y el lavado de dinero, lo que ha terminado en defraudación fiscal.

Como Emilio Lozoya Austin, Mónica Flores Barragán está en el centro del huracán, y esto apenas comienza. La similitud entre el caso Odebrecht y la trama orquestada por Flores Barragán es innegable.

La manera incansable que tiene Buenrostro de seguir la pista y desenmarañar estas redes de evasión deben tener a Flores Barragán tratando de soltar cada nudo de esa gran red de poder.

6 views0 comments