• Sol Olvera

Despide Manpower a 80 trabajadores en plena parálisis económica


Los abogados de Manpower retuvieron sueldos, prestaciones y el finiquito hasta recabar la firma de la renuncia.


En plena contingencia de salubridad, hay empresas que dejan en estado de vulnerabilidad absoluta a sus trabajadores, así se lee en la columna de H. E. Cavazos Arózqueta, en el portal sdpnoticias.com. El 20 de abril de este año, a un mes de que iniciara el confinamiento por el covid-19, de manera injustificada y sin liquidación, Manpower despidió a 80 trabajadores en plena parálisis económica.

De esta manera, Manpowergroup puso en riesgo la seguridad social de 80 hoy extrabajadores que fueron obligados a firmar sus renuncias, pues el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) condicionó la firma de las mismas a cambio del pago de salarios y prestaciones devengadas. Finiquitaron a trabajadores con más de 10 años de antigüedad con menos de 5 mil pesos.

En plena contingencia de salubridad, Manpowergroup, cuya presidenta para Latinoamérica es Mónica Flores Barragán, quien en sus conferencias habla de la importancia de encontrar a los trabajadores ideales, con talento, con capacidad excepcional, deja en estado de vulnerabilidad absoluta a sus empleados.

De acuerdo con las imágenes que Cavazos Arózqueta presenta en su columna, un abogado entregó cheques por cantidades raquíticas, alegando que el pago de la semana no lo hizo porque estaba saturado de trabajo.

Los abogados de Manpower, por instrucción del IPADE, retuvieron sueldos, prestaciones y el finiquito hasta recabar la firma de la renuncia. “Al tratarse de gente que vive al día, esta acción es infalible, pues el trabajador se ve en la cruel y penosísima necesidad de firmar el documento con tal de recibir el pago de su semana o quincena”, escribe Cavazos Arózqueta.

60 personas firmaron el día 20 de marzo, y 20 el día 31 del mismo mes.

Aunque Manpower prometió recontratarlos, al firmar la renuncia los trabajadores perdieron automáticamente su antigüedad y prerrogativas derivadas de la misma.

Para Cavazos Arózqueta, resultaría ilógico, absurdo, que en plena emergencia sanitaria 80 personas renunciaran simultáneamente. “Todas las renuncias contienen el mismo texto. Sería irracional que la autoridad se creyera la farsa de la renuncia”, asevera.

6 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon