• Sol Olvera

Disputan Alcalde y Gómez Urrutia el botín de la justicia laboral



Ni el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana ni la inexperta funcionaria han dado cátedra de su buen trabajo.


Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, son las caras más visibles de una de las banderas más emblemáticas de la llamada Cuarta Transformación, que es llevar a las clases trabajadoras a que alcancen una justicia social que por años se les ha negado.

Sin embargo, el protagonismo por encabezar iniciativas o planes a favor de la clase trabajadora ha terminado por distanciarlos en temas como la tragedia de Pasta de Conchos, la iniciativa para regular el outsourcing o la democratización sindical en el país.

Fuego amigo por Pasta de Conchos

Prueba de ello es que en días pasados, luego de que las viudas de los mineros criticaron el plan elegido por Alcalde para rescatar los 63 restos atrapados bajo tierra por alcanzar un costo de 75 millones de dólares y una demora de entre cuatro y cinco años, Gómez Urrutia no dejó pasar la oportunidad de mostrar “fuego amigo” contra la inexperta funcionaria.

El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana se mostró cercano a los familiares al señalar que el plan debe tener una visión humana y transparente, reducir costos y recortar tiempos, además de apoyarse mucho en los técnicos y expertos mexicanos, que son los que conocen la mina, y en los extranjeros que participan en el proyecto.

Se le olvida a Gómez Urrutia que otro grupo de esas mismas viudas lo ha acusado de ser falso y mentiroso. “Yo lo calificaría como un mentiroso. El querer levantarse el cuello, dar una imagen de un líder que lucha, eso es falso. La imagen que quiere dar es totalmente falsa”, dijo en 2018, Elvira Martínez Espinoza, viuda de Jorge Bladimir Muñoz Delgado.

La hostilidad por el outsourcing

Pero la hostilidad entre ambos también alcanza el tema del outsourcing, a pesar de que a inicios de la administración de Andrés Manuel López Obrador tenían coincidencias en la manera de regularla.

El senador ha acusado de que desde dentro de la Cuarta Transformación, sin dar nombres, buscan “minar” el proyecto al señalar que se busca legalizar la práctica para mantener la evasión fiscal, la simulación y la explotación a los trabajadores.

“A mí me preocupa que, si por alguna circunstancia estas presiones de fuera se impusieran, sería un elemento desde dentro de la Cuarta Transformación del Poder Legislativo que estaría minando el proyecto de cambio que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha ofrecido.”
Napoléón Gómez Urrutia, senador de Morena.

En tanto, Alcalde es más enfática que el líder minero al sostener que “se acabó la fiesta para la subcontratación abusiva”, pues dijo que este esquema se ha utilizado para evadir responsabilidades laborales, fiscales y de seguridad social.

La funcionaria advirtió que esta práctica ya se acabó, no sólo por la entrada en vigor del T-MEC para cuya aprobación fue necesario regular esta práctica, ni por la decisión de esta administración, sino por el simple respeto a la legislación laboral vigente, que prevé limites expresos que no se han cumplido en la práctica.

¿Neocharrismo tolerado por la 4T?

Pero ni Pasta de Conchos ni el outsourcing son temas complicados en la relación como la democratización de los sindicatos, sobre todo cuando la titular de la STPS insiste que, la reforma laboral implica un cambio de cultura para los gremios y su relación con los empleadores. Indicó que su buena implementación depende de todos, por lo que llamó al sector minero a seguir acompañando este cambio y ser ejemplo de cómo un modelo laboral bien implementado puede traer mejoras salariales, estabilidad y fortaleza en la industria.

En cambio, Gómez Urrutia pareciera que va en la misma línea que los postulados del gobierno federal en la materia, en febrero de 2019 armó una nueva confederación de trabajadores que desligó de la administración de López Obrador.

A la asamblea constitutiva de la CIT asistieron el secretario general de la CROM, Rodolfo González, cuya organización es afín al Congreso del Trabajo, asimismo, asistió el líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, en apoyo a la nueva confederación.


Entre los sindicatos que integrarán la CIT se encuentra el Sindicato de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares, que es dirigido por Miguel Ángel Yúdico, uno de los representantes de los extrabajadores de Mexicana de Aviación.

5 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon