• Sol Olvera

Economía mexicana se ‘salva’ gracias a remesas de paisanos


En los primeros seis meses de 2020, México recibió 19 mil 74 millones de dólares mdd.


A pesar de la crisis económica provocada por la pandemia de covid-19, el dinero que envían al país los mexicanos que viven en el extranjero creció casi 11% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo de 2019, según los reportes del Banco de México (Banxico).

Durante los primeros seis meses de 2020, México recibió 19 mil 74 millones de dólares (mdd), cifra que representa un incremento de 10.55% respecto a los indicadores de la primera mitad del año pasado.

De hecho, la tendencia al alza se mantiene y, en julio, las divisas llegadas del extranjero volvieron a crecer y ascendieron a 3 mil 532 mdd, o bien 7.2% más que en julio de 2019. De acuerdo con Banxico, la buena racha ha sido impulsada por un mayor número de transferencias y por un incremento en el monto promedio de las operaciones.

Los envíos proceden principalmente de migrantes que viven en Estados Unidos:

95% de las remesas que llegan a México proviene de ese país.

Los pronósticos de una merma en los envíos no se han cumplido. Entidades como el Bank of América habían pronosticado que la contracción de la economía en Estados Unidos tendría un impacto en ese tema, pues debido a su situación migratoria los paisanos no tienen garantizado el acceso a servicios médicos ni a apoyos por el freno de actividades económicas por causa de la pandemia.

El Banxico pronosticó que, al cierre de 2020, las remesas caerían cerca de 20% en todo el mundo, como consecuencia de la crisis económica inducida por la alerta sanitaria y el confinamiento. La caída proyectada, que será la más abrupta en la historia reciente, se debería al desplome de salarios y al empleo de los trabajadores migrantes, quienes suelen ser más vulnerables a la pérdida de puestos de trabajo en los países que los albergan.

No todos los estados se benefician

Aunque el monto de las remesas ha crecido en el promedio general a nivel nacional, algunas entidades sí registraron una disminución de recursos en la distribución por Estados receptores.

De acuerdo con un estudio del Observatorio Migración México de BBVA Research, durante el segundo trimestre del año, 19 entidades federativas presentaron crecimientos en su flujo de remesas y 13 estados, contracciones.

Donde más crecieron fue en Baja California, que tuvo un repunte de 36.9%, aunque también aumentaron en Sonora (17.3%), Sinaloa (16.7%), Chihuahua (15.5%) y Jalisco (14.6%). En contraparte, los mayores decrementos se observaron en Tabasco (-29.6%), Yucatán (-19.9%) y Tlaxcala (-19.4%).

La dependencia es riesgosa

Para la economía mexicana es un riesgo que aumente su dependencia de las remesas que envían los paisanos, advirtió el investigador Jorge Durand, académico de la Universidad de Guadalajara.

El especialista refirió que, ante la caída del precio del petróleo y el desplome del sector turismo, los fondos que mandan los mexicanos desde el extranjero han evitado una mayor caída de la economía del país.

“Las divisas que entraban por petróleo están por los suelos, igual que el turismo y la inversión extranjera; quedan las remesas. Sí hay que agradecer a los migrantes que están mandando algunos dólares, porque no tendríamos divisas. Que hayan mandado más dinero en este momento es por la solidaridad con sus familias.”
Jorge Durand, investigador y académico de la Universidad de Guadalajara.

Añadió que el envío histórico de remesas pudo alentarse con la repatriación de capitales de algunos migrantes que preparan su regreso al país. Subrayó que el pico de fondos registrado fue “extraordinario y temporal”.

Consideró que uno de los motores de los envíos de recursos es la solidaridad del migrante con la familia, principalmente los padres. Recordó que México tiene una “migración madura” con paisanos que llevan décadas trabajando y haciendo su vida allá.

“En muchos casos, son migrantes legales que fueron favorecidos por la gran amnistía de 1986 y que ya están jubilados. Llegó la edad de retirarse y están optando por ir y venir, y para eso deben tener capital acá.”
Jorge Durand, investigador y académico de la Universidad de Guadalajara.

El profesor universitario concluyó que “está por verse” la magnitud de los efectos de la pandemia entre la población migrante, pues muchos han tenido que usar sus ahorros para poder mantenerse y enfrentar la falta de empleo por la paralización de la economía, y que, para su reactivación económica, Estados Unidos requerirá la mano de obra barata que representan los migrantes.

Trump amaga con impuestos

En el marco de la actual campaña electoral en la que busca su reelección para un segundo periodo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retomó los amagos de imponer el pago de aranceles a los envíos de remesas que hacen mexicanos que viven en ese país.

Durante diferentes actos de campaña, Trump ha afirmado que el muro fronterizo, que impulsa para frenar la migración, se podría financiar con recursos obtenidos vía cuotas en casetas transfronterizas y que posiblemente impondría un cobro por el envío de remesas.

Aunque no ha profundizado en el punto, el mandatario estadounidense ha hecho referencias a un impuesto al dinero que envían de vuelta a México los inmigrantes de nuestro país.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido el envío histórico de remesas, y en ese sentido, ha señalado que han permitido enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia de covid-19.

Fuente: El Informador / Tallentia

7 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon