• Sol Olvera

El outsourcing es una herramienta para conservar y crear empleos: Gustavo de Hoyos


Lo que se necesita es emplear correctamente el outsourcing, conforme a las leyes, señala Gustavo de Hoyos.


“Nos enfrentamos a una de las más severas crisis económicas que haya sufrido el país. Se trata, sobre todo, de una crisis de empleo. A consecuencia de la jornada de ‘Sana Distancia’, 12 millones de personas salieron del mercado laboral. La recuperación hasta el momento ha sido insuficiente. Poco más de 4 millones de personas no han logrado reinsertarse al mercado laboral, de las cuales un millón corresponden al sector formal”, así explica Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el estatus laboral de México.

Una de las consecuencias de la pandemia del covid-19 ha sido el replanteamiento de la idea tradicional del trabajo; sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha mencionado su deseo de hacer una reforma legal para prohibir la subcontratación laboral. Una prohibición a rajatabla del outsourcing provocaría una grave afectación al deteriorado panorama económico, y pondría en riesgo la subsistencia de empleos legítimos.

Uno de los principales obstáculos para la productividad, el crecimiento y el desarrollo de México es la informalidad.

56% de la población ocupada es informal, y es muy probable que aumente debido a la falta de apoyos fiscales la incremente.

La subcontratación laboral es una figura utilizada y reconocida en todo el mundo. Empleada correctamente, conforme a las leyes, pagando las obligaciones de seguridad social de los trabajadores, así como las obligaciones fiscales debidas, apoya el fomento del empleo, la economía formal y la inversión.

4.6 millones de personas contratadas bajo la modalidad de outsourcing hay en México, según el Censo Económico 2019 del INEGI.

1.2 millones de esos 4.6 se concentran en la industria manufacturera.

La subcontratación ha permitido que muchos trabajadores encuentren empleo y a su vez, que las empresas sean más competitivas. Esto permite a las empresas ahorrar costos, flexibilizar estructuras y enfocarse en los objetivos de sus negocios.

Gustavo de Hoyos considera que lo importante es regular este mecanismo de contratación y no prohibirlo; es decir, vigilar a las empresas que lo utilizan y sancionar a las que simulan.

“Nuestro país necesita brindarles a las empresas mayor certidumbre para incentivar la inversión y la actividad económica. Eliminando la subcontratación estaría en el camino equivocado.”
Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Coparmex.
1 view

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon