• Sol Olvera

El PEF2021 no muestra una transformación, sino una regresión: Gustavo de Hoyos


El presidente de la Coparmex acusa que no se destine un solo peso a la recuperación económica.


El Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2021 (PEF 2021) representa una oportunidad perdida para acelerar la recuperación económica, reducir la duración de la crisis e incluso salvar vidas, asegura Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).


Se desaprovechó como la potente herramienta de política económica que podría ser para afrontar este adverso momento. Terminó como una maniobra financiera para cumplir los proyectos no rentables del Ejecutivo, cubrir las deficiencias en PEMEX, e incluso, tiene serias implicaciones de índole política, pues ignora las demandas de gobernadores y asfixia las finanzas estatales, debilita a los órganos autónomos y define el ejercicio de más de 436 mil millones de pesos en programas sociales que han sido opacos y carecen de reglas de operación, todo ello en un año en el que se celebrarán elecciones.


Analizando la racionalidad del gasto, es alarmante que no destine un solo peso a la recuperación económica, a estímulos a la creación de empleos o para la protección de las familias que se han quedado sin ingresos a consecuencia de la pandemia. Esto lo convierte en un presupuesto inercial e insensible, recalca el presidente nacional de la Coparmex.


Muestra de ello es que, del presupuesto para el ramo del Turismo, uno de los sectores más afectados y del que dependen 4 millones de empleos directos, 94% está destinado a la construcción del Tren Maya. Sin contar los recursos de dicha obra, el presupuesto del rubro presenta una reducción del 11% en términos reales.


Gustavo de Hoyos llama al Gobierno federal a no darle la espalda a la gente y emprender acciones contundentes a favor de la recuperación económica y de la contención de la pandemia.


El enfoque social correcto del presupuesto debería ampliar las oportunidades de las familias, permitiéndoles contar con fuentes de empleo e ingresos evitando hacer que amplios sectores sean dependientes de los programas de apoyo, señala Gustavo de Hoyos.

“Insistimos en que a nivel federal se requiere un golpe de timón y humildad para reconocer los errores y enmendar el camino. Si el PEF 2021 no lo fue, la inversión privada es ahora la única herramienta posible para salir adelante, generar empleos y crecimiento. Para que eso ocurra es necesario que haya diálogo.”
Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Coparmex.
1 view0 comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon