• Sol Olvera

Estos personajes encabezan una gran red de lavado de dinero en México


Los tabasqueños Carlos Duprat Hernández y Carlos Sala del Rivero, y el oaxaqueño Sergio Castro, alias 'el Padre del outsourcing', son investigados por la UIF.


De acuerdo con una nota publicada por “Jorge Castro Noticias”, según investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) dos tabasqueños avencindados en Quintana Roo serían los presuntos encargados de operar una red de empresas fantasma y de outsourcing dedicadas a delitos de evasión fiscal y lavado de dinero.


Carlos Duprat Hernández y Carlos Sala del Rivero, conocidos como “Los Carlos”, mueven cuantiosas cantidades de dinero hacia paraísos fiscales de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, de acuerdo con la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT.


Los especialistas de la UIF corroboraron la situación fiscal y dieron cuenta de que no es posible realizar honestamente negocios y llevar una vida de millonario “de la noche a la mañana”.


Por tener a su servicio aviones y yates privados, pero sobre todo por contar con notarios públicos para legalizar las actividades que realizan, las autoridades se dieron cuenta de que algo no está bien en la actividad empresarial de “Los Carlos”.

Estos jóvenes, que en tan pocos años han demostrado tener una gran fortuna, y que están asociados con el oaxaqueño Sergio Castro, alias “el Padre del outsourcing”, son investigados por su alcance a través de Business Art Group, cuyos centros de operaciones se encuentran en la Ciudad de México, Cancún y en el Caribe, con ruta de los presuntos negocios hacia Ecuador, Panamá, República Dominicana, Cuba y Miami.


Se estima que mediante la red de empresas fantasma y de outsourcing que tienen, han defraudado al Gobierno de México con más de 400 mil millones de pesos anuales, razón por la cual forman parte de una lista de 150 factureros que están siendo investigados por la UIF y la Procuraduría Fiscal federal.


Aunque la investigación de la UIF inició por defraudación al fisco con la emisión de facturas falsas y la creación de empresas “fachada”, esto permitió que se dieran cuenta de que estos personajes están vinculados a fedatarios públicos de Quintana Roo.

“Al menos a uno de ellos se le han comprobado actividades fraudulentas para legalizar despojos de propiedades, violaciones flagrantes a la Ley del Notariado y hasta estuvo sujeto a un proceso penal por defraudación fiscal, sin que extrañamente, tal y como marca la norma, se le haya retirado la patente.”
Nota de “Jorge Castro Noticias” (mayo de 2020).

Los presuntos empresarios registraron el domicilio de su firma consultora en una exclusiva zona de negocios de Cancún, en el edificio Spectrum. Las lujosas oficinas están equipadas para los servicios que ofrecen, desde asesoría legal y financiera hasta el manejo de tecnología y medios.


La nota publicada por “Jorge Castro Noticias” asegura que hace poco tiempo estos tabasqueños llegaron a Cancún y comenzaron sus operaciones, pero lo que llamó la atención de las autoridades del SAT es el dispendio y lo vertiginoso de los negocios que ahí se manejan.


Carlos Sala del Rivero y Carlos Duprat Hernández han presumido el uso de aviones privados, yates, viajes a Europa y el Caribe, fiestas, oficinas de lujo y, por supuesto relojes exclusivos de una gama alta, como los “Richard Mille”, con costos superiores a los 300 mil dólares y que son los favoritos de famosos y deportistas millonarios. El SAT, a través de su Unidad de Inteligencia Financiera ya está armando el caso de estos operadores de Sergio Castro, siguiendo los lineamientos de lucha contra la corrupción que encabeza el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

24 views0 comments