• Sol Olvera

García Luna, los sobornos al diseñador de la guerra contra los cárteles


La historia de uno de los servidores públicos más poderosos en México es retomada por el The New York Times.


Mientras Genaro García Luna se presentaba como la cara pública de la guerra contra el narcotráfico como secretario de Seguridad, recibía silenciosamente millones de dólares del Cártel de Sinaloa, de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

García Luna se desempeñó como jefe de la Agencia Federal de Investigaciones de México de 2001 a 2005, y en el gobierno de Felipe Calderón fue secretario de seguridad pública de México, desde donde diseñó una estrategia para combatir los cárteles en el país.

La historia de uno de los servidores públicos más poderosos en México es retomada por el The New York Times en una nota titulada “El arquitecto de la guerra de México contra los cárteles es acusado de aceptar sobornos de uno”, donde detalla cómo los fiscales de Brooklyn acusaron al exfuncionario mexicano de mentir y participar en el trasiego de la droga como resultado del juicio llevado contra el Chapo.


Jesús Zambada García, hermano del socio principal de Guzmán, Ismael Zambada García, le dijo al jurado que había entregado personalmente dos veces a García Luna maletines llenos de al menos 3 millones de dólares en efectivo.


Además, ratificó que una organización mexicana estaba preparando un paquete de hasta 50 millones de dólares en sobornos para García Luna, aunque esos pagos parecen no haberse realizado.

Los fiscales señalaron, en su momento, que habían obtenido registros financieros que mostraban que el señor García Luna había amasado una vasta fortuna personal que era "incompatible con el salario de un funcionario público en México".

El texto realizado tras la detención del mexicano, el 10 de diciembre de 2019, señala que autoridades estadounidense sabían que estaba viviendo en el país “de los millones de dólares en sobornos que le pagó el Cartel de Sinaloa”.

El New York Times recuerda que Calderón y García Luna tuvieron éxito en la lucha contra las organizaciones criminales, capturando o matando a muchos de los traficantes más buscados del país.


“Después de casi todos los arrestos importantes, García Luna se deleitaba en presentar a los sospechosos junto con armas y drogas capturadas en un programa para los medios de comunicación”, recuerda el texto.


Actualmente, García Luna se declaró inocente de los cinco cargos en su contra por delitos relacionados al narcotráfico, presuntamente cometidos entre 2001 y 2020.


El exfuncionario del gabinete del expresidente Calderón tendrá una nueva audiencia el próximo 7 de diciembre.

*Con información del diario The New York Times.

5 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon