• Sol Olvera

Más que una herramienta, el outsourcing es una solución para las pequeñas y grandes empresas


Al delegar funciones importantes, las empresas mejoran su productividad, pero también sus procesos.


Después de que el pasado 12 de noviembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó una reforma de ley para prohibir la subcontratación, también llamado outsourcing, hay que decir que, en tiempos de pandemia por el covid-19, lo que más necesita México es la generación de empleos, como parte del rescate de la economía nacional.


Hasta julio de este año, a cuatro meses del inicio de la pandemia, de acuerdo con el Banco de México (Banxico), se perdieron 12 millones 180 mil empleos, entre trabajos formales e informales, de ahí que el outsourcing sea necesario para las empresas, pues su labor en la detección, selección y reclutamiento de talentos, así como de recursos en sectores estratégicos de las empresas.


El outsourcing es, hoy por hoy, más que una herramienta para las empresas, una solución para que las pequeñas y grandes compañías deleguen funciones importantes y así mejoren su productividad, pero también sus procesos.


Así, las empresas de outsourcing son una gran fuente de ahorro o disminución de costos para otra de servicios porque permiten que los empleados dediquen su tiempo y esfuerzos al crecimiento de su compañía y, por consiguiente, se evita la rotación de personal.


Otro de los grandes beneficios del outsourcing es que, cuando se trata de empresas que requieren del talento de sus empleados para ser exitosas, la subcontratación facilita, en tiempo y esfuerzo, el proceso de reclutamiento y selección de personal, pues cuentan con una amplia base de datos para elegir a los candidatos adecuados y calificados para ocupar puestos específicos.

5 views0 comments

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon