• Sol Olvera

México, sin políticas para mitigar los efectos económicos de la pandemia sobre el mercado laboral


A Gustavo de Hoyos le preocupa el porcentaje de individuos que cada vez más están en la informalidad.


El gobierno que supuestamente iba a proteger a los pobres los deja descubiertos, asegura Gustavo de Hoyos, presidente de Alternativas por México.


Según cálculos de investigación de Sí por México, con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, entre marzo y septiembre de 2020, 5 millones de personas perdieron su empleo y no han logrado acceder a una oportunidad laboral.


En marzo de 2020 el porcentaje de individuos que reportaba encontrarse en un empleo formal era del 42%, pero en septiembre este porcentaje se redujo al 39%. Por otra parte, mientras que en marzo el porcentaje de individuos que reportaban encontrarse en un empleo informal era del 58%, en septiembre esta cifra aumentó a 61%.


Esto implica que, en tan sólo seis meses, 2.3 millones de trabajadores adicionales se incorporaron a la economía informal en México.


Para Gustavo de Hoyos, el incremento en el porcentaje de individuos en la informalidad es especialmente preocupante si se considera que, de acuerdo con los datos de la Organización Internacional del Trabajo, los empleados informales han sido los que han sufrido los peores efectos de la crisis económica generada por la pandemia, con pérdidas de ingresos cercanas al 80%, lo cual ha empujado a muchos de ellos a una situación de pobreza.


México, sin embargo, es uno de los 5 países de América Latina que no ha implementado ninguna política de mitigación de los efectos de la pandemia sobre el mercado laboral.


Por opciones, no ha quedado, afirma el presidente de Alternativas por México, quien recuerda que, en abril de 202, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó una serie de recomendaciones de política pública para mitigar los efectos de la pandemia de COVID-19 sobre los trabajadores en los países de América Latina.

“Las recomendaciones incluían diversas políticas, desde transferencias monetarias a los trabajadores, hasta subsidios a los empleadores para cubrir parcialmente los costos laborales, o seguros de desempleo.”
Gustavo de Hoyos, presidente de Alternativas por México.

Todas estas políticas tenían como propósito fundamental mitigar la pérdida de empleos formales y frenar el incremento de empleos informales, y han funcionado en distintos países. El gobierno de México, en cambio, las ha ignorado, y ahí están las consecuencias, puntualiza Gustavo de Hoyos.


3 views0 comments