• Sol Olvera

‘Napo’ quiere que AMLO anule concesiones a Grupo México


El senador busca amagar al empresario Jorge Larrea si insiste en no sentarse a la mesa de diálogo.


Cancelar a Grupo México las concesiones de las minas de Taxco, Sombrerete y Cananea, en huelga desde hace más de 13 años, será la petición del senador Napoleón Gómez Urrutia al presidente, Andrés Manuel López Obrador.


Es así como el senador busca amagar al empresario Jorge Larrea si insiste en no sentarse a la mesa de diálogo para resolver los tres conflictos, que no sólo han afectado a más de 2 mil trabajadores, sino a las comunidades donde se ubican.


“Seguro habrá muchos otros empresarios que quieran invertir y hacerse cargo de esas minas, que son aún bastante productivas.


“Es muy grave que el dueño de Grupo México pase por alto el llamado que formuló el presidente de la República, y que insista en la necedad de no conciliar con el sindicato una salida que permita reabrir la minas de Taxco, en Guerrero, y de Sombrerete, en Zacatecas, y resolver el conflicto en Cananea, donde rompió la relación laboral con el apoyo del gobierno de Felipe Calderón”, dijo el líder minero.


A pesar de que el senador parece tener las mejores intenciones con los trabajadores mineros, se le olvida que tiene pendiente la entrega de al menos 55 millones de pesos, debido a que no entregó a extrabajadores de Cananea como indemnización cuando la mina fue privatizada.

De acuerdo con un análisis de los afectados, el monto que debe pagarse se elevaría a 100 millones de dólares, por el pago de intereses aplicados durante el tiempo que Gómez Urrutia se ha tardado en cubrir el adeudo

Según el propio, Gómez Urrutia el argumento de Larrea para no solucionar las huelgas de Taxco y de Sombrerete, iniciadas en 2007 por violaciones al contrato y por la decisión del empresario de desconocer a los comités ejecutivos locales, es que se habían agotado las reservas de plata en ambas minas, lo que es absolutamente falso.


Pero él sabe que, en un informe a la Bolsa Mexicana de Valores, el propio Larrea reconoció que hay 27 por ciento de reservas de plata. No tiene ninguna excusa ni pretexto, es sólo un capricho visceral, una falta de voluntad política de este empresario, uno de los más ricos del país.


Destaca que las concesiones las otorga el Estado para operar las minas, crear empleos y llevar progreso a las regiones, por lo que, según, el líder minero, no tiene sentido que Larrea mantenga sin operar las de Taxco y Sombrete. Se debe poner fin a la desesperación de los trabajadores y sus familias, que han logrado subsistir estos 13 años con la ayuda del sindicato minero.

6 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon