• Sol Olvera

'Napo' y los 100 millones de dólares



'El rey de los ladrones', este es el cuento de un líder sindical que robaba, robaba y robaba...

Napo y los 100 millones de dólares, así se llamaría este cuento, de nunca acabar, por cierto, del líder sindicalista que llegó a ser senador, plurinominal, pero al fin senador.

El cuento de no hadas, sino de ladrones, y no precisamente el de “El rey de los ladrones”, escrito por los hermanos Grimm, comienza así: Era el año 2006 y, después de varias quejas sobre las condiciones en las que los mineros trabajaban en Pasta de Conchos, la mina de Grupo México en Coahuila, a mediados de febrero, Napoleón Gómez Urrutia, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM), se negó a recibir una comisión de colaboradores de aquella mina.

Días después, el 19 de febrero, sucedió la tragedia inolvidable, y que hasta nuestros días siguen sufriendo las familias de quienes quedaron sepultados.

El cuento continúa. La administración del entonces presidente de México, Vicente Fox, acusó a Gómez Urrutia del desvío de 55 millones de dólares del sindicato que encabeza. El dirigente negó los señalamientos y se instaló en Canadá, desde donde mantuvo el control del gremio.

En mayo de 2018, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) ordenó al sindicato repartir entre los trabajadores recursos de un fideicomiso por 55 millones de dólares. La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje recibió, en 2005, 21 expedientes promovidos por trabajadores mineros para demandar el derecho de participar en los recursos del fideicomiso.

Valga contar que este pago proviene del 5% de las acciones de la mina de Cananea pertenecientes al sindicato cuando la empresa fue privatizada. Las acciones después fueron recompradas por la empresa, por lo que el pago se fue a un fideicomiso.

El cuento no tiene un final feliz. Hace unos días, Javier Villarreal Gámez, subsecretario del Trabajo de la CTM, informó que se prevé que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje emita un nuevo fallo para obligar al senador por Morena, Napoleón Gómez Urrutia, a pagar 55 millones de dólares que no entregó a ex trabajadores de Cananea, como indemnización cuando la mina fue privatizada.

En este cuento de no hadas no hubo polvos mágicos, pero seguramente la corrupción con la que trabaja ‘Napo’ ya reprodujo esos 55 millones de dólares, lo que quiere decir que el líder sindical ya tiene fondos para pagar los intereses del monto que debe ser liquidado, pues por los intereses aplicados durante el tiempo que se ha tardado en cubrir el adeudo, ya debe aproximadamente 100 millones de dólares.

Y colorín colorado... este cuento no ha acabado, pues seguramente los mineros seguirán luchando contra el ladrón de ladrones.

8 views

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon