• Sol Olvera

Padre del menor muerto acusa presión de autoridades de Quintana Roo para dar perdón a Grupo Xcaret



El parque turístico Xenxes de Grupo Xcaret negó que se le haya obligado al padre a firmar un perdón.


Un menor de 13 años murió en un hospital privado de Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo, luego de que fuera ingresado al mismo por lesiones que fueron ocasionadas al ser succionado por un sistema de filtración de un río artificial en el parque turístico Xenxes de Grupo Xcaret.


De acuerdo con el portal de noticias infobae.com, la tragedia ocurrió el fin de semana pasado, pero la noticia se conoció hasta ayer.


El menor era originario de Durango y llegó con su familia a vacacionar al lujoso destino turístico. Miguel Luna, padre del adolescente, declaró que trató de ayudar a su hijo, pero la fuerza de la succión de tal magnitud provocó que una de las piernas del menor quedó severamente lastimada.


La familia, integrada por el padre, identificado como el doctor Miguel Ángel Luna Calvo, su esposa y cuatro hijos se introdujeron en la atracción “Río Salado”, para aventarse por los toboganes.


Al viajar por el carril izquierdo, se dieron cuenta de que el ducto que aspira el agua para su circulación no tenía tapa, por lo que Leo y su padre fueron succionados.


Luna Calvo logró salir rápidamente para auxiliar a su hijo y buscar ayuda, pero el personal de Xenses no se acercó, por lo que no se pudo hacer nada en los primeros minutos.


Aunque lograron sacar al niño del río y fue llevado a una clínica privada para recibir atención médica, lamentablemente, Leonardo falleció horas más tarde.


El padre de Leonardo ha acusado de negligencia e irregularidades en la investigación por parte de las autoridades. Además, denunció que no querían entregarle el cuerpo de su hijo si no firmaba un perdón.


Aseguró que el personal del hospital no atendió a su hijo e impidieron que él pudiera hacerlo, ya que él es médico. Tampoco permitieron que fuera trasladado a la Ciudad de México.


José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango, escribió una publicación en su perfil de Facebook, el cual estaba acompañado por una esquela del fallecimiento de Leo, donde lamentaba lo acontecido con la familia Luna Guerrero.

Desde el momento en que sucedió el accidente, las páginas oficiales del parque Xenses y de Grupo Xcaret ignoraron el hecho y se limitaron a seguir promocionando las atracciones para las vacaciones.


El parque informó en un comunicado publicado el 31 de marzo por la tarde que “desde el momento del accidente el aérea fue asegurada y se han tomado las medidas, además que se están realizando las investigaciones y llegarán hasta las últimas consecuencias”. “Estamos conduciendo las investigaciones pertinentes con el objetivo de llegar hasta las últimas consecuencias. Reiteramos a la familia nuestras más sinceras condolencias”, señaló.


“En los más de 30 años que el Grupo tiene operando parques, nunca se había suscitado un acontecimiento semejante. Es importante resaltar que, desde el momento del accidente, el área fue asegurada y se han tomado medidas puntuales, como la presencia permanente de un guardavida”, se lee en la información.


Finalmente, el parque Xenses destacó que se encuentra conduciendo las investigaciones pertinentes para llegar a las últimas consecuencias. De este modo, reiteraron el apoyo a la familia y expresaron sus condolencias.


Este jueves, en una entrevista con Milenio, Elizabeth Lugo, directora ejecutiva de operaciones parque y tours, declaró que la tragedia se derivo de un error humano al no colocar una tapa en el ducto por el que fue succionado el menor.


Sin embargo, negó que se le haya obligado al padre a firmar un perdón. Afirmó que están colaborando con las autoridades para llevar a cabo la investigación pertinente.


4 views0 comments