• Sol Olvera

Posponen anuncio de candidatura en favor de Cristóbal


El único autorizado para dar a conocer al candidato de Morena a la gubernatura de Michoacán es el presidente del partido, Mario Delgado.


La red de corrupción que representa Michoacán con vínculos a nivel nacional, obliga a la familia Cárdenas a pretender imponer a un incondicional, e incluso buscar que Morena pierda las elecciones en 2021 en el estado. Lo anterior deriva de que Lazarito, sería uno de los primeros personajes que estaría en riesgo por grandes temas de corrupción como el caso Odebrecht, empresa que, mediante sobornos millonarios, logró que se le adjudicara en la administración a Cárdenas Batel, la presa Francisco J. Múgica, mismos que vincularían a Godoy, e incluso a Morón, por ello la necesidad de pretender imponer a toda costa a este último.


Cuauhtémoc ha querido tejer de manera burda, buscando también que nunca se aclare el brutal proceso de endeudamiento de Michoacán ni los desfalcos ocurridos con la construcción del teatro Matamoros y las transas de América Aguilar.


Allegados a Morón están preocupados también porque durante su paso por el Congreso del Estado, Morón avaló endeudamientos que fueron aprobados con la entrega de sobornos millonarios otorgados por el entonces tesorero general del estado, Humberto Suárez López.


Se sigue escuchando con fuerza en tierra purépecha que el ingeniero Cárdenas sigue tratando a Michoacán como su hacienda personal, y sigue tratando a todos como sus caballerangos y peones. ¿Será que el capricho de los Cárdenas pesa más que el ímpetu del presidente López Obrador para transformar a México en esta tierra?

4 views0 comments