• Sol Olvera

¿Quién dijo que hoy es el día más deprimente del año?


Esta empresa aseguró haber utilizado una ecuación para calcular la fecha.


El “blue monday” o lunes azul suele caer el tercer lunes de cada Año Nuevo, y se considera el día más “deprimente” del calendario. Este año es hoy.


A pesar de su amplia aceptación entre los británicos, no hay evidencia científica que sugiera que el tercer lunes del año sea más o menos deprimente que cualquier otro día.


De hecho, el origen de este día es una controversia y, a pesar de que suele caer el tercer lunes del año, algunos medios informan que la fecha es el segundo o cuarto lunes de enero.


El concepto de lunes azul parece haberse originado en 2005, en un comunicado de prensa de la ahora desaparecida compañía de vacaciones y canal de televisión Sky Travel, que afirmó haber utilizado una ecuación para calcular la fecha.


Al parecer, ese comunicado de prensa fue escrito por Cliff Arnall, un tutor del Centro para el Aprendizaje Permanente de la Universidad de Cardiff.


Pero Ben Goldacre, escritor de The Guardian, famoso por su columna Bad Science y su serie de libros, reveló que el comunicado de prensa fue enviado previamente por una empresa de relaciones públicas a varios académicos, a quienes se les ofreció dinero para poner su nombre.

"Lo sé porque he recibido una avalancha de historias de información privilegiada, incluida una de un académico en psicología a quien la agencia de relaciones públicas Porter Novelli le ofreció dinero para poner su nombre en la misma historia de ecuación de Sky Travel a la que Arnall le vendió la suya."
Ben Goldacre, columnista de Bad Science, en The Guardian.

Dicho comunicado afirmaba que el lunes azul se obtuvo "teniendo en cuenta varios factores", como la temperatura promedio, los días desde el último día de pago, los días hasta el próximo feriado bancario, el promedio de horas de luz y la cantidad de noches durante el mes.


El comunicado afirmaba que “la fórmula que nos da el lunes azul es C (P + B) N + D, una ecuación que nos permite calcular el día con el 'factor de depresión' más alto, que luego puede usar como enfoque para hacer cosas mejor, reservar sus vacaciones, etc.”


No se necesita mucho esfuerzo para ver el verdadero propósito del comunicado de prensa de Sky Travel, vender más vacaciones, y Goldacre dijo que "estas ecuaciones no son científicamente informativas y están impulsadas por el dinero".


Según el doctor Dean Burnett, tutor de la división de medicina psicológica y neurociencias clínicas de la Universidad de Cardiff, “hay muchas razones para creer que (la ecuación del Lunes Azul) no tiene sentido.


“En primer lugar, la ecuación no fue el resultado de un estudio psicológico realizado por un laboratorio de renombre, sino realizado por una compañía de viajes, que luego buscó a un psicólogo para que le pusiera su nombre, para que pareciera creíble.


“Combina cosas que no tienen una forma cuantificable de combinarse. Nivel de deuda, tiempo desde Navidad, clima, motivación: la ecuación combina todas estas cosas, pero eso no es posible”.


A pesar de prestar su nombre al concepto, el propio Arnall ahora hace campaña contra la idea del blue monday a través de su cuenta de Twitter.

Sin embargo, más de 15 años después, a pesar de sus orígenes pseudocientíficos, el blue monday sigue siendo tendencia en las redes sociales cada año.


Eso se debe, principalmente, a la industria de relaciones públicas, que usa blue monday como una oportunidad para impulsar sus productos, ya sean productos de bienestar, artículos de fitness u otras herramientas de superación personal y aumento de la felicidad.

4 views0 comments