• Sol Olvera

Sindicalismo vs. subcontratación: México retrocede 80 años


Con el sindicalismo, los trabajadores son los más afectados.


Los empresarios deben estar preparados para hacer cambios muy pronto en su modelo de contratación.


En pleno 2021, una figura de contratación prácticamente en declive vuelve a tomar fuerza y hace que México retroceda al menos 80 años, pues ahora, en lugar de subcontratar a colaboradores será a sindicalizados, ese es el objetivo de varias personas en esta administración, quienes creen que lo mejor para el país es sindicalizar a los trabajadores.


En el sindicalismo, el único ganador es el líder sindical, pues cobra por empleado y no puede se le aplican revisiones hacendarias, así, las cuotas obreras, como ya lo hemos visto en varios casos, se van a su bolsillo para que él las gaste en lugares del primer mundo, como Canadá.


Con el sindicalismo, los empleados perderán todo aquello que habían ganado con el outsourcing, es decir, aquello que la ley no marca como obligación, por ejemplo, seguro de vida privado, seguro de gastos médicos mayores, seguro de gastos funerarios, fondo de ahorro privado y seguro contra covid-19, sobre todo, en estos tiempos en los que no tenemos la salud comprada.


La inversión extrajera caerá y la informalidad crecerá, pues el empresario ya no tendrá el apoyo que tenía para calcular las nóminas, pagos de impuestos y pagos de seguro social, pues el sindicato no se preocupa por eso.


Tan inminente es el cambio, que varias empresas de subcontratación han optado por convertirse en sindicatos y dejarse llevar por la corriente. ¡Bienvenido, México, a 1940!


Con este retroceso, los intereses de los empresarios son los más afectados, pues ellos ponen en peligro hasta su libertad.


Ahora, con este nuevo modelo de contratación, comenzarán las presiones a los empresarios de outsourcing, pues en un intento de subir a la agenda de la Cámara de Diputados el tema de la subcontratación, por instrucciones de terceros interesados, comenzará la guerra fría contra los empresarios.


Hoy, en pleno 2021, generar empleos es un delito. ¡Bienvenido el año 1940!

10 views0 comments