• Sol Olvera

Pese a covid-19, estafa de empleos sigue en México


Los fraudes laborales ofrecen empacar desde casa, y llegan hasta la trata de personas, utilizando como señuelo el engaño.


En momentos en que la necesidad por un empleo es constante, como consecuencia de despidos laborales causados por la pandemia de covid-19, existen empresas que, por años, han cometido fraudes, y que no paran a pesar de la emergencia sanitaria.


De acuerdo a una investigación del portal Sin Embargo, Adela, una trabajadora doméstica tuvo el apuro de obtener un trabajo extra luego de que sus empleos comenzaron a escasear. La rápida solución la encontró en un volante que le entregaron en la calle, en este solicitaban empaquetadores para trabajar desde la propia casa.


Tras acudir a la dirección señalada, le solicitaron 200 pesos para credenciales y tener acceso a pláticas de capacitación durante cinco días y, si resultaba seleccionada, ya pasaría al trabajo. Pero por problemas en el primer día con el instructor se retiró del lugar. Pensó que había perdido una oportunidad y, en realidad, se salvó de un fraude.


Siempre es el mismo modus operandi: te presentas a una oficina, pagas por unas credenciales que necesitas para acceder a cursos y, en un último paso, es cuando se les insta a invertir en perfumes para que las víctimas los vendan.


La alerta de Segob

La Secretaría de Gobernación señala que este tipo de empleos, que van desde estos que ofrecen empacar desde casa, hasta la trata de personas, utilizan como señuelo el engaño.

Promocionan propuestas atractivas y enfocadas al tipo de personas que desean enganchar, en este caso, ofertas laborales falsas que ofrecen sueldos competentes, horarios flexibles, prestaciones superiores a las marcadas por la ley, y ambientes confortables en los cuales puedes cumplir tus proyectos de vida.

“Los tratantes estudian los deseos y carencias de las personas que pretenden reclutar (es importante mencionar que cuando hablamos de carencias, no sólo nos referimos a aquellas de índole económica, también podemos destacar las afectivas, como el cariño, y las de reconocimiento como la fama, entre otras), una vez identificadas las aspiraciones de las personas, las persuaden por medio de discursos y acciones que forman un vínculo de confianza entre la víctima y el tratante”, se lee en el portal de la Segob.

2 views0 comments